HERÁLDICA


Fuerzas simbolizadas allí por igual número de estrellas de oro. La inscripción romana rememora del 1° de Julio de 1945, fecha de inauguración del Instituto, aun con la denominación de Caja de Previsión Social. Timbrado por el sol de la Libertad, el Escudo, se ampara a la sombra de las alas del águila como dispensadora de la luz y de la felicidad y coronándose con la flamante y elocuente divisa: BAJO LA SOMBRA DE TUS ALAS, AMPÁRAME.

BAJO LA SOMBRA DE TUS ALAS, AMPÁRAME


No podría ser más hermoso el simbolismo del escudo del Instituto de Previsión Social de Las Fuerzas Armadas. Baluarte de fé. Señal de optimismo. Recuerdo en la hora de dificultad. Viva fuerza para levantar y animar la marcha hacia la conquista de la recuperación. Casa hospitalaria y generosa éste Instituto de Previsión Social de Las Fuerzas Armadas, establecida como iniciativa feliz a donde se llega pleno de esperanza a recibir el vigoroso estímulo de la palabra fraternal para no desmayar y para vencer en los combates de la idealidad y del ensueño patrio. Hogar inmenso, encuentro de hermanos, diálogo sincero sobre problemas humanos comunes, para encontrar soluciones de aliento espiritual y de presente económico. El símbolo es acertado, por cuanto los beneficios del Instituto de Previsión Social de Las Fuerzas Armadas, han invadido el ámbito nacional y el águila no se detiene, hoy aquí en la capital, mañana en la provincia, en sus alas transporta reconocimiento al oficial en todas las situaciones digno de consideración por su servicio leal, honesto y firme. Y grande es su misión de velar en el marco geográfico nacional, por varones enaltecidos por el cumplimiento del deber, hoy llenos de vigor en la Actividad unos, en la Disponibilidad y el Retiro los otros, haciendo reminiscencia en los días del Cuartel en que se fortaleció el culto al civismo, en que el sacrifico de muchas horas cimentó su personalidad a través de la enseñanza científica todos una misma familia unida por los vínculos de luchas decorosas y altivas, dispuestos a seguir inspirando con su ejemplo y su moral a las futuras generaciones. El Instituto de Previsión Social de Las Fuerzas Armadas, es ayuda permanente de bienestar para el Oficial que fue centinela ayer y que hoy está presente para las jornadas cívicas que procura un avance de vencedores y consolidan la estabilidad de la República en el desarrollo promisor de las relaciones que afianzan el prestigio de pueblos e instituciones. No son ellos disparadores de proyectiles, son mensajeros de ideas, de bondad, de anhelo porque la Patria surja en la obra que hagan todos sus hijos. La protección que brinda el Instituto de Previsión Social de Las Fuerzas Armadas, tiende en parte a remediar las inmensas necesidades de Oficiales que han librado luchas significadoras y que valoran con las deficiencias que pueda tener, que este Organismo viene cumpliendo la finalidad para que fue creado. En la frase "BAJO LA SOMBRA DE TUS ALAS, AMPáRAME", hay todo un contenido filosófico, amplio y humano. Una finalidad mantenida a través de los años que ha dado el resultado de muchas satisfacciones por los beneficios prodigados. Es la realidad de una justicia social esperada por estos servidores y que mañana derivar á en mayores bienes. Es el deseo firmemente sentido por el Consejo Directivo y Junta Administradora, de que el Instituto continúe derramando los dones que emanan de su expresión figurada que le distingue como manifestación útil. El águila lleva tranquilidad, pues sus garras no son para herir, sino para proteger. Cuando llega, hay emoción en los hogares porque trae mensaje de felicidad, de comprensión y de aliento.

"SUB UMBRA ALARUM TUARUM PROTEGE ME"
Composición Literaria Original del Sr. Italo Ayesterán.